Cuarentena obligatoria para quienes regresen de países afectados por el coronavirus

El presidente Alberto Fernández afirmó que quienes regresen a la Argentina de los países más afectados por el coronavirus «tienen la obligación de recluirse en soledad en su casa», y advirtió que «si no lo cumplen, estarán incurriendo en un delito, que es poner en riesgo la salud pública» por violar la cuarentena. Fernández anunció que este miércoles se conocerán nuevas medidas para frenar el avance del coronavirus en el país, y también mencionó que en los próximos días se analizará «qué vamos a hacer con los espectáculos públicos, porque la posibilidad de difundir el virus existe», al tiempo que anunció que «evaluamos si suspendemos la entrada de personas desde Italia». El mandatario recordó asimismo que «las personas de más de 65 años son las que más riesgo corren» de contraer la enfermedad, pero llevó tranquilidad al señalar que «el virus es absolutamente tratable, con un índice de mortalidad bastante bajo», aunque puede tener consecuencias más graves «si se encuentra con personas de debilidad física», como lo fue «el caso mortal de Argentina».