Cuestión animal

Mientras el llamado «movimiento antiespecista» plantea con su lucha por los derechos de los animales nuevas cuestiones filosóficas y jurídicas, en nuestro país el debate empieza a aparecer en la agenda política. El 16 de noviembre, mientras la Legislatura porteña aprobaba una norma para permitir el transporte de mascotas en las líneas de subterráneo de la Ciudad, la Cámara de Diputados de la Nación convertía en ley la prohibición de las carreras de galgos, una decisión que generó enfrentamientos en las inmediaciones del Congreso. La discusión remite al debate sobre la tauromaquia, que lleva décadas y aún no está saldado en países como España, Ecuador y Venezuela, entre otros. Aunque las primeras medidas para prohibir esta práctica, cuyos críticos consideran un acto de «barbarie y crueldad», datan del siglo XVI, las corridas de toros siguen convocando multitudes y cuentan con fervorosos defensores, para quienes se trata de una actividad artística fuertemente ligada con tradiciones centenarias.