De Argentina al mundo

Tiempo de lectura: ...

El Ministerio de Producción bonaerense y la fundación Banco Credicoop promoverán la inserción de pequeñas y medianas empresas en el mercado internacional.

 

La Plata. Peralta y Dofman durante la presentación en la Casa de Gobierno. (Sebastian Casali)

En la ciudad de La Plata, el Salón Dorado de la Casa de Gobierno fue el espacio elegido para la jornada Pymes-Ba al mundo, ocasión en que se realizó la presentación de «Experiencia exportadora», iniciativa del Ministerio de Producción, Ciencia y Tecnología de la provincia de Buenos Aires, que, a través del Programa de Diversificación de Mercados de Exportación de Pequeñas y Medianas Empresas (Diverpymex) de la Fundación Banco Credicoop, y con el apoyo financiero del Consejo Federal de Inversiones, busca insertar a las pequeñas y medianas empresas de la región en el mercado internacional.
Carlos Peralta, subsecretario de Relaciones Económicas Internacionales del citado ministerio, fue el encargado de abrir el acto. «Desde la subsecretaría tenemos un solo objetivo, que es acompañar y fomentar la internacionalización de las empresas pymes. Y esto es porque entendemos que en el actual mundo globalizado, la internacionalización es una herramienta que las empresas deben tener para crecer sosteniblemente. Cuando empezamos a trabajar en esta idea de generar un programa nos encontramos con que la Fundación Banco Credicoop ya tenía 10 años en una experiencia muy similar a lo que queríamos hacer», contó el funcionario.
El programa apunta a consolidar el proceso exportador tanto de empresas que ya hayan realizado operaciones de comercio exterior como de firmas que tuvieron la intención de hacerlo pero no pudieron concretar las operaciones. Las pymes interesadas en formar parte del programa deben cumplir con ciertos requisitos, como contar con un número estipulado de empleados, estar regularizadas con respecto a sus obligaciones fiscales y previsionales y desarrollar procesos productivos que no tengan impacto sobre el medio ambiente, entre otras. En esta oportunidad, se trabajará con 20 empresas que a lo largo de un año contarán con la asistencia técnica de un consultor especialista, para coordinar e implementar un sistema de
operaciones en el exterior de forma independiente y continua. Además, el mismo tutor generará una estructura comercial dentro de la empresa.
Darío Dofman, director ejecutivo de la Fundación Banco Credicoop, remarcó que el programa Diverpymex comenzó a funcionar en junio de 2002, cuando la competitividad de los productos argentinos en el mundo estaba cuestionada. «Nos confundimos al imaginar que cuando hablamos de competitividad solamente hablamos de tipo de cambio. Hay muchos otros factores que hacen que el proceso exportador sea exitoso, y en esto viene a trabajar este programa. Esperamos que tras esta experiencia se pueda hacer carne en las empresas la idea de que la exportación no sólo depende de la decisión de políticas económicas sino también de la actitud del empresario a la hora de abordar los mercados externos. La provincia les pone a disposición un programa que ya ha demostrado en sus 10 años ser muy exitoso a la hora de generar exportaciones, la fundación aporta la metodología, y el desafío está en las empresas, en tomar la decisión de que el mercado externo no es un mercado de coyuntura, sino que tiene que pasar a ser parte de la estructura de la empresa y una decisión estratégica».
La jornada finalizó con palabras del ministro de Producción, Ciencia y Tecnología de la Provincia, Cristian Breitenstein, quien, acompañado por el vicepresidente de la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires, Pablo Reale, destacó que desde el gobierno provincial se trabaja para «solucionar los problemas de los empresarios con los empresarios, favoreciendo la asociación público-privada».

Luciana Burgos