Decreto contra la memoria

Sin ser debatido en el Congreso de la Nación, la iniciativa oficial de creación de una «Reserva Ambiental de la Defensa» en el predio donde funcionaron al menos cuatro centros clandestinos de detención, en Campo de Mayo, fue aprobada por el presidente Mauricio Macri a través de un decreto. Organismos de derechos humanos cuestionaron fuertemente la decisión de Macri. Además de denunciar la medida ante la ONU, Abuelas de Plaza de Mayo, responsabilizó al gobierno de «violar el deber de consulta» que debió hacerse a los familiares y sobrevivientes del terrorismo de Estado.