Decreto presidencial para asegurar cargos a funcionarios macristas

A poco de irse de la Casa Rosada, Mauricio Macri decretó que seguirán en funciones empleados jerárquicos de su cercanía, como los directores generales, por cinco años. Por su parte, ATE Capital y los abogados del Estado cuestionaron la decisión y denunciaron que se busca perpetuar a funcionarios propios en la gestión de Alberto Fernández o, en caso contrario, proveerles indemnizaciones millonarias a cuenta del Estado. Lo que establece el decreto macrista es un «Régimen de Alta Dirección Pública», que incluye a directores generales, nacionales o equivalentes, directores y coordinadores. Todos pasan a tener estabilidad por cinco años. Y, en caso de que se los remueva, el Estado deberá pagar el equivalente a los sueldos por lo que resta de ese lustro.