Derecho a jugar

Finalmente, y luego de meses de lucha por su derecho a jugar en un equipo femenino, la jugadora trans Jessica Millamán logró el respaldo de la Confederación Argentina de Hockey sobre Césped. Una circular de la entidad sobre la situación de los deportistas que hayan decidido modificar su género dentro del marco de la ley 26.743 señala que «aquellas personas que cambien de sexo masculino a femenino son elegibles para competir en la categoría femenina».
Discriminada por la Asociación de Hockey del Valle del Chubut, que le impidió formar parte del plantel femenino del Club Atlético Germinal de Rawson, Millamán llevó su caso a la justicia y logró un fallo del juez Martín Alesi, quien argumentó que la negativa a dejarla jugar era violatoria de la Ley de Protección Integral a las Mujeres  y ordenó su reincorporación. La reciente circular de la Confederación de Hockey corrobora el éxito de su lucha y abre las puertas para que las jugadoras trans puedan participar en todas las categorías del hockey femenino. «Mi lucha es para que las generaciones que vienen no sufran lo que yo sufrí», señaló la jugadora, quien además integra el seleccionado argentino LGBT.