Desobediencia del Parlament en Cataluña

El Parlament de Catalunya aprobó una resolución que reconoce simbólicamente la «legitimidad» de Carles Puigdemont como president de la Generalitat y abre la puerta a la creación de un Govern ejecutivo. La decisión constituye un nuevo caso de desobediencia al Tribunal Constitucional (TC), después de que el texto inicial, aunque posteriormente rebajado para anular cualquier mención a la secesión, reiteraba la Declaración Unilateral de Independencia (DUI) del 27 de octubre. Así, el reconocimiento de Puigdemont fue aprobado con los votos a favor de los partidos independentistas y la abstención de los comunes. Tras la votación, está previsto que Puigdemont difunda un mensaje desde Bruselas en el que explique qué pasos dará a partir de ahora. Según han explicado fuentes soberanistas, el president cesado podría anunciar su decisión de «dar un paso al costado» y favorecer la formación de un Govern cuando se cumplen dos meses de las elecciones del 21-D.