Despidos y persecución en el Posadas

Los trabajadores del Hospital Posadas denunciaron una nueva ola de cesantías, que luego de los 122 despidos de hace dos meses, ya afectó a 30 empleados más y alcanzaría a 130 a fines de marzo con el vencimiento de los próximos contratos. A la vez, revelaron que el gobierno nacional pretende «privatizar algunos servicios del hospital», manifestaron ser víctimas de una «persecución política, sindical e ideológica» y convocaron a una movilización para el próximo martes 20. Por su parte, Mirta Jaime, dirigente de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud (Cicop) que nuclea a gran parte de los despedidos, remarcó que los despidos castigan a los trabajadores que no quisieron firmar nuevos contratos con condiciones de trabajo todavía más precarias: «Nos aprietan. Nos dicen que si no firmamos un contrato más precarizado quedamos en la calle. Y muchos compañeros lo terminan firmando por miedo. Hace diez años venimos dando una pelea feroz para no firmar contratos precarios. El 80 % de los trabajadores del hospital son precarizados», sostuvo.