Discriminación sobre ruedas

«Prefiero ir preso que llevar a alguien así», dijo, según denunció el joven Emanuel Moyano, un chofer de la línea 168 tras negarse a dejarlo subir al colectivo. De acuerdo con la agencia Presentes, Moyano quiso tomar el colectivo en el barrio porteño de Colegiales. Cuando Emanuel pidió dos pasajes para él y su amigo con una misma tarjeta SUBE, el chofer se negó. «Yo a vos no te llevo a ningún lado. Discapacitado y encima puto», agregó, como para que no quedaran dudas del motivo de su rechazo.  Cuando estaba por bajarse, los pasajeros lo apoyaron y se plantaron al colectivero. Acto seguido, el chofer cerró las puertas de la unidad impidiendo la salida por más de 40 minutos hasta que intervino la Policía: si no se bajaba Emanuel, no arrancaría. Poco después, la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) suspendió por 30 días la licencia del conductor «por desconsideración a los pasajeros».