Disparos y gases en Lanús

Veinticinco familias que se asentaron hace un mes en terrenos abandonados y, en la batalla cotidiana por sobrevivir, en Barrio Pampa de Lanús, fueron desalojadas violentamente por efectivos de la Policía Bonaerense, Federal y Gendarmería, este miércoles. Así, gases y balas de goma fueron disparados contra mujeres, niños y ancianos. Según un testimonio de los vecinos cuando se interpeló a los jefes del operativo para que exhiban la orden de desalojo uno de ellos le contesto «yo soy la orden». Además derribaron las casas y estructuras donde estas familias vivían y protegían a sus hijos de la intemperie. Por su parte, Julieta de Genaro, referente del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) de Lanús, relató que «los vecinos intentaron proceder por las vías legales pero desde el municipio no les dieron respuestas y la necesidad de una vivienda los llevó a tomar los terrenos». «Es una política del gobierno municipal, el año pasado nos entraron de manera ilegal repartiendo balazos de goma a niños, bebes y embarazadas. Es preocupante y desmedido, es parte de la política del gobierno macrista», agregó De Genaro.