DNU del Gobierno modifica la ley de Inteligencia

El presidente Alberto Fernández firmó el decreto de necesidad y urgencia que prohíbe que los agentes de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) cumplan «funciones policiales o de investigación criminal» con el fin de evitar que los espías actúen como auxiliares de la Justicia. «Deviene necesario adoptar una medida urgente para lograr bases sólidas para el referido reordenamiento, disponiendo una modificación esencial sobre una de las áreas del Sistema de Inteligencia Nacional que mayores distorsiones ha evidenciado, como es su interacción con el sistema de administración de justicia», explica el DNU publicado en el Boletín Oficial. El presidente había anticipado la decisión el domingo pasado, durante su mensaje de apertura de sesiones en el Congreso. «Terminamos con el oscurantismo que imperó estos años», afirmó allí sobre las modificaciones realizadas en la agencia de inteligencia desde diciembre.