Donald Trump apoyó asentamientos ilegales de Israel en Palestina

A través del secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, el mandatario Donald Trump, fijó posición y declaro «legales» los asentamientos israelíes, construidos en los territorios de Palestina que son considerados como «ilegales» por la comunidad internacional. De acuerdo con la resolución de Naciones Unidas, aprobada en diciembre de 2016, la construcción de los asentamientos israelíes constituye una violación flagrante del derecho internacional y no tiene validez legal. Pompeo insistió con argumentos que fueron cuestionados desde diversos organismos internacionales de manera inmediata. El canciller de Trump hizo una revisión histórica de la política de la nación norteamericana con respecto a la legalidad de los asentamientos ilegales, ocupados por Israel en 1967 como resultado de la Guerra de los Seis Días, eludiendo la usurpación territorial del régimen israelí en Palestina.