“Dylan no murió, a Dylan lo mataron”, gritan en Colombia

Las calles de Bogotá se llenaron de fotografías con el rostro de Dylan Cruz, el joven bachiller que se convirtió en la primera víctima mortal de la represión estatal en las protestas contra el Gobierno colombiano y en símbolo de la juventud que reclama un cambio social. En las distintas manifestaciones que recorrieron las calles de la capital colombiana, así como en dos concentraciones en la céntrica Avenida 19, donde cayó herido el sábado por un artefacto disparado por el Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) de la Policía, y frente al hospital San Ignacio, donde murió anoche, su imagen juvenil encabezó las movilizaciones. «Dylan no murió, a Dylan lo mataron» fue el grito repetido una y mil veces en las calles bogotanas por una multitud que pidió que se haga justicia con este chico que perdió la vida justo el día en que debía haberse graduado de bachiller.