El acatamiento al paro fue masivo

El paro convocado por la CGT este lunes tuvo un alto acatamiento y en todo el país se vieron calles vacías y negocios cerrados. La adhesión concreta de la totalidad de los gremios del transporte público hizo un aporte valioso a la efectividad de la medida. Incluso el paro de los metrodelegados que tienen la representación de la mayoría de los trabajadores del subte y que no están afiliados a la CGT, significó un contribución invalorable a la efectividad de la huelga. A la vez, como dijo el triunviro Juan Carlos Schmid, «el malestar en la sociedad desbordó el encuadramiento sindical y la gente se manifestó en contra del desorden económico que provocó el gobierno». Cabe destacar que ambas CTA adhirieron a la medida y organizaciones sociales y de izquierda realizaron un acto en el Obelisco y cortes en distintos puntos neurálgicos. De este modo, la gestión macrista contabiliza hasta ahora tres paros generales, pero solo si se cuentan los de la CGT porque, en rigor, el primero lo realizaron las mujeres en octubre de 2016.