El agua arrasa en Salta

Además de las 8.500 personas que debieron abandonar sus casas por la crecida del río Pilcomayo, más de cien familias fueron asistidas en las localidades de Embarcación y Rivadavia Banda Sur por el aumento del caudal de otro río, el Bermejo. El avance del agua también destruyó el puente de acceso a Los Toldos y el pueblo quedó aislado. «La situación humanitaria es muy compleja», describió la Cruz Roja en un comunicado. Durante las primeras horas de este martes, desde los pueblos de La Estrella, San Felipe y La Esperanza hubo pedidos a gritos de ayuda al ver sobrevolar un helicóptero de asistencia. Por su parte, el secretario de Protección Civil de los Llanos, Néstor Ruiz, informó que «la cuenca del río Bermejo creció como consecuencia de las lluvias en Bolivia y el río aumentó su caudal». A la vez, el funcionario agregó que «se desbordaron los cauces y varios pueblitos quedaron aislados». Asimismo, del helicóptero de auxilio bajaron bolsones con frazadas y comida para asistir a los damnificados de distintas localidades de Rivadavia y Embarcación, «aunque no necesitaron evacuación», sostuvo Ruiz.