El agua no se toca

Con una gran caravana de autos, actos públicos y un festival artístico, la Cooperativa Integral de Villa Carlos Paz (COOPI) se manifestó, junto a decenas de entidades del movimiento solidario, contra un nuevo intento de municipalizar el servicio.

«Autazo». Cientos de vehículos se movilizaron por las calles de la villa serrana. (Prensa COOPI)

 

A principios del mes de agosto, el intendente de Villa Carlos Paz, Esteban Avilés, anunció en la apertura de las sesiones legislativas la intención de municipalizar el servicio de agua potable y cloacas, prestado en esa localidad desde hace décadas por la Cooperativa Integral (COOPI). Esto reavivó la tensión entre la entidad solidaria y el municipio, que desde hace años mantienen un vínculo conflictivo en torno a la provisión de algunos servicios públicos. «Creemos que es una decisión de enorme desproporción, irresponsabilidad e irracionalidad. No hay fundamentos para justificar esta medida. El hecho de que esté vencido el contrato de concesión desde hace ocho años, por ejemplo, es responsabilidad del municipio, la cooperativa buscó siempre regularizar la situación y  de hecho el contrato se vine renovando desde hace 53 años», afirmó el subgerente de la entidad cordobesa, Rodolfo Frizza. «Es una irresponsabilidad –agregó– porque la municipalidad no tiene capacidad de brindar el servicio. Y es una desproporción porque no hay objeciones respecto de la calidad con la que la COOPI presta el servicio. Pero no nos sorprende, porque el intendente, desde que era concejal, viene llevando adelante un plan de destrucción de la cooperativa». Desde la entidad denuncian además que la quita del servicio a la COOPI pone en peligro más de 200 puestos de trabajo, directos e indirectos, no solo en Villa Carlos Paz, sino en localidades vecinas.

 

Apoyo total
De inmediato, cooperativas y federaciones de toda la provincia se movilizaron para manifestarse contra la decisión que pondría en peligro un servicio esencial para la salud de la comunidad de Carlos Paz (hoy con 70.000 habitantes) y otras localidades a las que la COOPI también llega con sus prestaciones. La primera acción fue una caravana de más de 300 autos que recorrió la ciudad, denominada «autazo», donde se hicieron presentes dirigentes de diferentes sectores del cooperativismo (de crédito, de servicios públicos, de trabajo, agrario, entre otros). La Federación Argentina de Cooperativas Eléctricas (FACE), su par de Córdoba (FECESCOR), la Cooperativa de Provisión y Comercialización de Servicios Comunitarios de Radiodifusión (COLSECOR), la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), cooperativas de localidades como Los Cisnes, Villa Rumipal, Almafuerte, Laguna Larga y Luque, entre otras, se acercaron a manifestar su apoyo. El Instituto Movilizador también se hizo presente a través del jefe de la filial Córdoba, Pablo Tissera, quien después a dejar el saludo de los dirigentes Carlos Heller y Juan Carlos Junio, afirmó: «Consideramos un gran logro que todo el cooperativismo cordobés este hoy aquí en apoyo de una cooperativa de base como la COOPI. Es bueno que entendamos que si tocan a una cooperativa nos tocan a todos». Y concluyó: «Queremos Estados locales que no desplacen cooperativas, más bien que trabajen complementariamente, promoviéndolas, reconociendo el aporte al desarrollo local y sostenible, pensando en el bien común de las y los carlospacenses».

Canción con todos. El festival artístico concentró a una gran concurrencia. (Prensa COOPI)

 

Un gran festival popular, con la presentación del músico Rally Barrionuevo,  entre otros artistas, fue otra de las iniciativas para defender a la histórica entidad. También se recibieron adhesiones de figuras del espectáculo, las artes y las ciencias como Vicente Zito Lema, Osvaldo Bayer, Horacio González, Alfredo Grande, Hector Fenoglio, Martín Becerra, Carlos Aznarez, Norman Briski, Claudia Korol y Regine Bergmeijer, entre otros.