El Congreso condenó el golpe de Estado en Bolivia

Si bien para el Gobierno de Mauricio Macri, en Bolivia no hubo un golpe de Estado, el Congreso argentino dijo que sí existió. De ese modo quedó expresado por mayoría de votos en ambas Cámaras, al cabo de sendas sesiones especiales, que habían sido convocadas por la oposición para pronunciarse sobre la situación institucional en que entró el país vecino después de que el domingo Evo Morales fuera obligado a renunciar por las Fuerzas Armadas. El Senado declaró su «más enérgico repudio al golpe de Estado» en Bolivia, y lo aprobó por 29 votos afirmativos, 8 negativos y 8 abstenciones (aunque 6 de esos votos negativos deben ser contados como abstenciones, por una cuestión reglamentaria). En Diputados, la votación se realizó a mano alzada. La declaración enfatiza un «profundo repudio al golpe de Estado perpetrado el 10 de noviembre de 2019 en el Estado Plurinacional de Bolivia». Al mismo tiempo convoca «a todo el arco político de la región a exigir el cese inmediato de la persecución y violación de derechos humanos de funcionarios, dirigentes políticos, sociales, sindicales, feministas y de la población en general».