El Gobierno no negociará con los que hackearon Migraciones

Un grupo de hackers ingresó en plena pandemia del coronavirus a la base de datos de la Dirección Nacional de Migraciones, robó información y pide un rescate millonario para devolver los archivos, según denunció el propio organismo a través de su apoderada, María Eugenia Lachalde. Fuentes del Gobierno adelantaron que no van a negociar con los delincuentes y ya hay una causa penal que recayó ante el juez Sebastián Casanello. El 27 de agosto pasado los delincuentes informáticos lograron romper los sistemas de seguridad digitales y ocasionaron una caída de los servicios, por lo que las autoridades decidieron en aquel momento suspender el tránsito de personas en las fronteras durante cuatro horas para evitar errores, hasta que paulatinamente los servidores volvieron a funcionar. En la denuncia, Migraciones reconoció que el hecho «generó per sé una afectación en la confidencialidad, integridad y disponibilidad de la información», ya que los delincuentes pudieron haber accedido a los datos de ciudadanos que en su mayoría se remontan a 2016.