El gobierno porteño discrimina a graduados de la UBA

La frase textual «no serán tenidos en cuenta perfiles UBA» es parte de una búsqueda laboral lanzada por el gobierno porteño, que aspira a seleccionar a tres trabajadores sociales para participar de un programa de urbanización de la Villa 31. La explícita discriminación de los graduados de la Universidad de Buenos Aires por parte de la administración macrista generó amplio rechazo en la comunidad académica. Las autoridades de la Facultad de Ciencias Sociales expresaron su «más enérgico repudio» e «iniciaron las gestiones necesarias para solicitar al gobierno de la Ciudad las explicaciones pertinentes». El área del gobierno involucrada es la Secretaría de Integración Social y Urbana –dependiente de la jefatura de Gabinete–, que este año despidió a más de cincuenta trabajadores sociales que se desempeñaban en el barrio de Retiro.