El Pentágono se deslinda de Trump

Mark Esper, secretario de Defensa de los Estados Unidos, se deslindó de Donald Trump al rechazar el despliegue del Ejército de Tierra de los Estados Unidos sin recibir antes una petición formal por parte de los Estados federales que conforman el país. El presidente Trump había amenazado con enviar tropas a reprimir las movilizaciones antirracistas, tras el asesinato de un hombre afroamericano a manos de la policía en Minneápolis. Esper aseguró que no apoya estas medidas para aplicar la Ley de Insurrección ya que «solo deberían ser utilizadas como último recurso en situaciones realmente urgentes y extremas» y no por unas protestas legítimas. Esta discrepancia se suma al apoyo de Jim Mattis, quien dimitió en diciembre tras una grave discusión con Trump por la retirada de las tropas de Siria. Por su parte, Trump sigue insistiendo en la utilización del ejército si la situación no es frenada por los gobernadores de los distintos Estados federales.