El presidente dijo que no hay presos políticos

Alberto Fernández reafirmó que «no hay presos políticos» en la Argentina y le pidió a sus «compañeros» del peronismo que dejen de discutir sobre el tema, dado que las «detenciones arbitrarias» que hizo la Justicia durante el Gobierno anterior no están en manos del Poder Ejecutivo. «Siento que es una discusión tan innecesaria la que estamos viviendo, tan innecesaria. Porque si hay alguien que durante cuatro años cuestionó los procedimientos judiciales y las detenciones arbitrarias que la Justicia impulsaba fue Alberto Fernández. Lo vengo haciendo desde 2016, cuando todos los que hoy ponen el grito en el cielo se callaban», dijo el mandatario. La polémica se desató cuando el exministro de Planificación, Julio De Vido, cruzó al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y al canciller, Felipe Solá. Fernández sostuvo que Sala era «una presa política» en 2016 porque no había una causa con sentencia que justificara su encarcelamiento. «También me cansé de decir en el caso puntual de Cristina que estaba siendo sometida a un montón de arbitrariedades en los procesos por la sola condición de ser una opositora al Gobierno (…). Por eso yo no sé que estamos discutiendo, no sé qué nos quieren hacer discutir y no sé en qué lugar me quieren poner», expresó Fernández.