El regreso de los aplazos

Aulas. Polémica por el sistema de calificación. (Myriam Meloni)

 

A partir de junio, los alumnos de cuarto a sexto grado de las escuelas bonaerenses volverán a ser calificados con notas del 1 al 10. Apelando a la cultura del esfuerzo y con el objetivo de darle fin a una «pedagogía de la compasión» que desarrolló el Régimen Académico de Primaria y que rigió durante todo el ciclo 2015, las autoridades de la Dirección de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires restablecieron esta escala numérica. Una iniciativa que los medios describieron como una «vuelta a los aplazos o desaprobados» que, según la nueva norma, corresponderán a los alumnos que obtengan  notas del 1 al 6. La disposición reabrió el viejo debate sobre «repitencia o promoción automática», una discusión antigua para la pedagogía que siempre encuentra posiciones antagónicas.