El represor de la ESMA fue extraditado desde Brasil

El represor y exprefecto Gonzalo «Chispa» Sánchez fue extraditado desde Brasil y está acusado de crímenes de lesa humanidad y de haber participado en del Grupo de tareas 3.3.2 de la ESMA, que el 25 de marzo de 1977 secuestró en el barrio San Cristóbal, en la Ciudad de Buenos Aires, al periodista y escritor Rodolfo Walsh. El genocida fue detenido en la ciudad de Paraty, en el sur del estado de Río de Janeiro, por una orden de captura del Supremo Tribunal Federal de Brasil, para extraditarlo a la Argentina. Sánchez está detenido en la Superintendencia de Investigaciones Federales, en el barrio porteño de Villa Lugano, donde quedará en forma provisoria. Este constituye el primer caso de extradición sobre asuntos de derechos humanos del Gobierno del presidente Jair Bolsonaro, quien reivindica a la dictadura militar brasileña y recientemente elogió a los exdictadores Alfredo Stroessner, de Paraguay, y Augusto Pinochet, de Chile.