Emplazan a la AFI por las escuchas

La Corte Suprema le pidió explicaciones a la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), que comanda Gustavo Arribas, y sugiere que desde allí se entregaron los CD con las escuchas que difundieron las conversaciones privadas entre Cristina Kirchner y Oscar Parrilli. Existe un dato llamativo: la primera filtración, aquella de «soy yo, pelotudo», se produjo el 27 de enero de 2017, o sea que la Corte, responsable de las escuchas, reaccionó 15 meses después. La exigencia es que la AFI revele qué investigación hizo para determinar de dónde salieron las filtraciones. Como se sabe, las filtraciones a través de los medios afines ni siquiera tuvieron que ver con los delitos que supuestamente se investigaba, sino con opiniones personales de la expresidenta, la forma en que trataba a Parrilli o lo que decía de otros dirigentes del peronismo.