Empresarios azucareros y terrorismo de Estado

El fiscal federal Pablo Camuña consideró que seis empresarios del ingenio La Fronterita fueron cómplices de más de 60 secuestros de trabajadores, sus familiares y vecinos, y de la desaparición de otros diez, en los años 70. De ese modo, la Fiscalía Federal de Tucumán solicitó que se detenga y se indague a los directivos vinculados con el ingenio azucarero La Fronterita, en donde el Ejército instaló una base militar que funcionó como centro clandestino de detención. En base a testimonios y documentación administrativa, el fiscal consideró a los empresarios coautores de crímenes de sindicalistas azucareros, trabajadores del ingenio y sus vínculos cercanos, y de la desaparición de una decena de ellos materializadas por el Ejército entre 1975, en el marco del Operativo Independencia, y 1979, cuando la última dictadura cívico-militar había arrasado con casi toda la militancia en el país. De concretarse, sería el primer caso de complicidad empresarial con el terrorismo de Estado en la provincia que queda sometido al proceso de memoria, verdad y justicia. La decisión está en manos del juez federal Daniel Bejas.