En alerta

Las escuelas de educación especial –que se ocupan de la formación de niños con discapacidades– en la provincia de Buenos Aires se encuentran en estado de alerta desde mediados de año.
A comienzos de julio, varias escuelas de la provincia recibieron comunicaciones indicando que se pretendía reducir la planta orgánica funcional de docentes, aduciendo que habría un «excedente» de personal. «Las escuelas de educación especial se encuentran en el contexto del ajuste de la provincia, aunque se quiera disfrazar con el discurso de la inclusión», denuncia Teresa Vera, secretaria provincial de Educación Especial de Suteba, y advierte que con esta resolución se pretende veladamente que la educación especial sea asumida en establecimientos comunes, en los cuales no se podría garantizar que los chicos con discapacidad tengan el acompañamiento que necesitan.