Escuelas rurales a resguardo de fumigaciones en Entre Ríos

Un nuevo fallo judicial resguardó a las escuelas rurales de Entre Ríos y frenó las fumigaciones con agrotóxicos. La Cámara Civil y Comercial Sala III de Paraná dejó sin efecto el decreto del gobernador Gustavo Bordet –que beneficiaba a los empresarios del agro transgénico– y establece la vigencia de 1.000 metros de protección ante las fumigaciones terrestres (y 3.000 metros para las aéreas). «No todos los derechos involucrados tienen el mismo peso a la hora de su tutela. Ello debe llevarnos a reflexionar sobre la importancia de estos principios (ambiente y derechos de niños, niñas y adolescentes) en las generaciones futuras», sentenció el juez Virgilio Galanti para recordar que la salud de la población está antes que la producción agropecuaria. Es uno de los argumentos para dejar sin efecto el decreto 2239/19 del gobernador Gustavo Bordet, que había desoído dos fallos anteriores y redujo a solo 100 metros las distancias para fumigar escuelas. Asimismo, la Coordinadora Basta es Basta aprobó la nueva sentencia, pero en un comunicado explicó que ya no quiere dictámenes judiciales: «Reiteramos la urgente necesidad de avanzar en una transformación productiva que lleve a abandonar el uso masivo de venenos en el agro», señaló la entidad.