Esposa de exembajador de la dictadura aceptó ser procuradora

Inés Weinberg de Roca, jueza del Tribunal Superior de Justicia porteño en la Casa Rosada, aceptó ser la nueva procuradora general de la Nación a pedido del presidente Mauricio Macri y, de este modo, sucederá a Alejandra Gils Carbó en caso de ser aprobada por el Senado. La magistrada está casada con Eduardo Roca, exembajador argentino durante las dictaduras de Juan Carlos Onganía y de Leopoldo Fortunato Galtieri. Precisamente, este hecho ya motivó las primeras impugnaciones formuladas por referentes de organismos humanitarios que el ministro de Justicia, Germán Garvano, desechó. Si bien el funcionario aseguró desconocer estos antecedentes evaluó que es «desechable cuestionar a una persona por lo que haya hecho o no su marido». Por su parte, aunque la jueza reemplazaría a otra mujer, el titular de la cartera de Justicia, quien participó del encuentro con Weinberg Roca y Macri en la Casa Rosada, indicó que para la postulación resultó decisiva la cuestión de género porque «jerarquizaría a una mujer en un rol muy trascendente».