Estados Unidos cerró el consulado chino en Houston

En una de las decisiones más agresivas desde que en 1979 se establecieron relaciones diplomáticas, Estados Unidos ordenó el cierre del consulado chino en Houston, al que acusa de ser el «corazón» de una red de espionaje, decisión que se conoce en medio de crecientes tensiones entre las dos potencias. La medida fue anunciada este miércoles por Beijing, que la consideró una «provocación» y amenazó con «represalias», presagio de un deterioro aún mayor de las relaciones entre las dos potencias, enfrentadas por la polémica ley sobre la seguridad en Hong Kong, las acusaciones de espionaje o la situación de la minoría uigur (musulmanes) en el noroeste de China, entre otras diferencias. En tanto, durante la jornada se pudo observar a empleados del consulado quemando papeles «clasificados» en barriles en los jardines del edificio, lo que motivó la asistencia de un escuadrón de bomberos al lugar.