Estudiantes

Encuesta. Los adolescentes opinan. (Jorge Aloy)

Un informe elaborado por el Centro Económico y Social de la Ciudad de Buenos Aires (Cesba) entre estudiantes de 4º y 5º año en escuelas porteñas reveló que si bien el conocimiento sobre la Educación Sexual Integral aumentó durante los últimos tres años de un 30% a un 50%, los estudiantes siguen recibiendo pocas horas. Un 10,7% aseguró no haber tenido clases de ESI, un 43% informó que tuvo menos de 5 horas anuales y el 38% restante, que fueron entre 5 y 10 horas totales en su ciclo lectivo. No obstante, los resultados del relevamiento –realizado con el objetivo de atender las percepciones de los jóvenes sobre el tema– no fueron todos negativos. Un 90% reconoció que tienen ESI en la escuela. Entre los temas abordados, los encuestados citaron el funcionamiento del aparato reproductivo (un 85%); métodos anticonceptivos (96%); cuidado y prevención de enfermedades de transmisión sexual (94%); prevención de la violencia hacia las mujeres (pasó del 18% de 2016 al 58%); prevención de abuso y acoso (también tuvo un aumento, del 11% al 51%) y diversidad sexual (66%). En este sentido, entre sus conclusiones el informe resaltó que si bien en el tratamiento «se sostiene un sesgo muy biologicista, se avanza progresivamente con otros temas que hacen a la integralidad de la ESI para avanzar en un cambio cultural que se traduzca en relaciones más libres e igualitarias».