Etchecolatz sin domiciliaria

Juan Pablo Augé, juez federal de Lomas de Zamora, denegó el beneficio de arresto domiciliario al represor Miguel Etchecolatz, condenado a cadena perpetua en varias causas por delitos de lesa humanidad, mientras debe resolverse un pedido similar presentado en una causa que se tramita en los tribunales La Plata. La letrada del genocida, Julia Coma, había invocado el informe del cuerpo médico judicial y destacaba que la medida del arresto domiciliario era imperativo para «resguardar su vida». «Se trata de un paciente de alto riesgo que en caso de sufrir una descompensación es muy probable que requiera de un servicio de salud de alta complejidad», afirmó una de las médicas citadas en el pedido. Sin embargo, para el juez «la mera eventualidad de que se requiera para la atención de la salud de Etchecolatz un servicio de alta complejidad no resulta suficiente para adoptar una decisión como la propuesta por la defensa», según expresó en la resolución.