Evo Morales rechaza la acusación de «terrorismo» de fiscalía boliviana

El expresidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó que es «ilegal e inconstitucional» la decisión de la Fiscalía de su país de acusarle formalmente por supuestos delitos de terrorismo y pedir su detención preventiva. La imputación formal es por «los delitos de terrorismo y financiamiento al terrorismo, por presuntamente haber coordinado» con el dirigente cocalero Faustino Yucra, por teléfono, «el bloqueo de alimentos y cerco a las ciudades capitales (cabeceras de regiones bolivianas) durante los conflictos de 2019», informó la fiscalía en un comunicado. Morales rechazó la acusación y sostuvo que «La fiscalía de La Paz pretende imputarme por terrorismo con un audio alterado y sin ser notificado», dijo Morales a través de su perfil en la red social Twitter. El exmandatario y líder cocalero, que reside en Argentina desde diciembre pasado, sostuvo que la decisión de la fiscalía es «una prueba más de la sistemática persecución política del gobierno de facto» en su país. «Pronto volverá la democracia y el Estado de derecho a Bolivia», añadió.