Extraditarán desde Brasil a uno de los asesinos de Rodolfo Walsh

Gonzalo «Chispa» Sánchez, uno de los represores argentinos más buscados de la dictadura cívico-militar, fue detenido el sábado en Brasil, donde estaba oculto luego de ser acusado de participar en secuestros y desapariciones durante la última dictadura cívico-militar. Entre sus crímenes se cuenta su intervención en el asesinato de Rodolfo Walsh. Prófugo de la causa ESMA, el represor —que siempre se jactó de su paso por ese centro clandestino de detención— fue arrestado por la Policía Federal brasileña en Paraty, en el litoral sur de Río de Janeiro. Así, este será el primer caso de extradición de un represor argentino bajo el Gobierno del excapitán Jair Bolsonaro. En su alegato, las autoridades argentinas citaron que al reo se le imputan delitos como secuestros, asesinatos, desapariciones y torturas contemplados en la Convención sobre Imprescriptibilidad de los Crímenes de Guerra y Crímenes de Lesa Humanidad de la ONU.