Fallo de la Corte contra los metrodelegados

La Corte Suprema de Justicia rechazó el recurso extraordinario que habían presentado los trabajadores del subte por considerar que «no se dirige contra una sentencia definitiva o equiparable» dejando a este sindicato en una especie de limbo que favorece a la Unión Tranviarios Automotor (UTA) por arrancarles la personería gremial a los metrodelegados. La resolución de la Corte se hizo pública 24 horas después del paro de los metrodelegados por la compra de formaciones a España por fuera del proceso de licitación y que, por si fuera poco, contienen material cancerígeno. Para el secretario general de los metrodelegados, Roberto Pianelli, no cabe duda de que «la Corte está convalidando que en la Argentina no hay libertad sindical». El fallo de los magistrados lleva la firma de Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda, Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti. Este último se limitó a declarar inadmisible la queja, mientras que Highton de Nolasco, Maqueda y Rosenkrantz señalaron que no se trata de una sentencia definitiva, dejando la puerta abierta para que los Metrodelegados repitan el pedido de compulsa ante el Ministerio de Trabajo.