Femicidas y abusadores


Arce. Condenado por la muerte de su esposa. (Télam)

Impulsada durante casi cuatro años por la organización La Casa del Encuentro, finalmente fue sancionada por el Senado la ley que priva de responsabilidad parental a los femicidas. «Los niños y niñas víctimas del femicidio deben sobrevivir al horror, han sido víctimas de la violencia y testigos del asesinato de la propia madre. Han convivido con la violencia extrema, en muchos casos la han padecido. Han estado en permanente situación de riesgo, en una alerta continua», aseguran los fundamentos de la norma que modifica el Código Civil y Comercial de la Nación y dispone que cualquiera de los progenitores perderá su responsabilidad parental por ser condenado como autor, coautor, instigador o cómplice del delito de homicidio agravado por el vínculo en contra del otro progenitor. También serán objeto de esta medida quienes hayan cometido un delito de lesiones o de índole sexual contra el otro progenitor o contra los hijos.
La senadora sanjuanina Marina Riofrío, una de las autoras del proyecto, destacó que el objetivo es «evitar exponer a los menores a procesos de revictimización que no hacen más que vulnerar sus derechos humanos fundamentales» y recordó el caso de José Arce, condenado por el homicidio de su esposa,  Rosana Galliano. Los hijos de la pareja, de 10 y 11 años, fueron obligados a convivir con Arce cuando la Justicia le concedió al femicida arresto domiciliario.