Filiales exigen renuncia a directivos de la DAIA y elecciones

El estado asambleario caracteriza hoy a la comunidad judía después del cimbronazo que produjeron las acusaciones de la actriz Esmeralda Mitre contra el ahora expresidente de la DAIA, Ariel Cohen Sabban, por acoso sexual y también por un pedido extorsivo de dinero. De este modo, en gran parte de las instituciones judías –clubes, templos, colegios, asociaciones culturales– hay reuniones y reacciones ante la crisis. La más fuerte fue la carta de las filiales de la DAIA del interior del país reclamando la renuncia de toda la mesa ejecutiva de la institución. «No participaremos de ninguna estructura de gestión de la conducción de la DAIA en su actual conformación, atento a que carece de toda legitimidad y representación», señala el texto firmado por Diego Dugovitsky, el presidente del Consejo Federal de DAIA, pero con el respaldo de la secretaria y de la tesorera, contadora Ana Bercovich, una vieja aliada de Cohen Sabban. A la vez, ya llegaron otros pedidos de renuncia y circula un proyecto –que podría ser apoyado por importantes instituciones– para reclamar elecciones en 30 días.