Finalmente, renunció Díaz Gilligan

Tras largas jornadas de escándalo, el subsecretario general de la Presidencia, Valentín Díaz Gilligan, presentó su renuncia al presidente Mauricio Macri tras quedar envuelto en un episodio de corrupción por no declarar una cuenta de más de un millón de dólares en un banco de Andorra. La Oficina Anticorrupción (OA) había corroborado que el subsecretario general de la Presidencia no había informado en los anexos reservados de su declaración jurada la cuenta en cuestión. Por su parte, la titular de la OA, Laura Alonso, le solicitó autorización al Ministerio de Justicia para acceder a los anexos reservados de la declaración jurada. El aval de la oficina que conduce Germán Garavano llegó este lunes por la mañana, y Alonso pudo comprobar que, efectivamente, Díaz Gilligan no había declarado el depósito de 1,2 millones de dólares en Andorra. La cuenta estaba a nombre de la sociedad Line Action, una empresa de Gran Bretaña dedicada a la intermediación de jugadores, de la que Díaz Gilligan fue representante y accionista.