Fortunato Mallimaci

«Hay todavía, sobre todo en América Latina, una tolerancia muy grande a que los sacerdotes pedófilos sigan teniendo privilegios.»