Francia con toque de queda

El primer ministro francés Jean Castex anunció un toque de queda desde el sábado a partir de las 18 horas que se extenderá a todo el país por un período de al menos dos semanas. Las nuevas restricciones llegan, explicó el funcionario, para combatir los altos índices de contagio del nuevo coronavirus y descargar el sistema sanitario. Castex también informó que no se cerrarán las escuelas y dijo que se realizará al menos un millón de pruebas a los escolares todos los meses, se aumentarán las normativas en los comedores escolares y se suspenderán los deportes de interior, en aras de mantener abiertos los centros educativos. Por su parte, el ministro de Salud, Olivier Véran, indicó que se reforzarán las medidas de prevención en las entradas al país: Todos los viajeros fuera de la UE deberán realizarse un test de COVID-19 previo a su partida para poder entrar al país y una vez en territorio galo deberán guardar una cuarentena de siete días.