Fuera de carrera

A principios de abril, el CONICET publicó la lista de ingresantes a carrera, esto es, aquellos investigadores que se incorporan a la planta permanente, muchos de ellos luego de haber recibido becas doctorales y posdoctorales durante más de 10 años. Un día después, la Red Federal de Afectados emitió un comunicado en el que denunciaba: «Si en 2014 ingresó el 48% de lxs candidatos, en 2017 lo hizo un 28% y este año se redujo un 10% más, al 17%. No ha cambiado la aptitud de nuestrxs investigadores, sino la política científica que apunta ahora a la destrucción del sector».
«Desde que comenzaron los recortes hemos denunciado que la falta de continuidad en las políticas públicas interrumpe trayectorias laborales, que tienen un efecto personal y colectivo a la vez –sostiene la doctora en Historia, Nadia Ledesma Prietto, que quedó afuera en 2017–. Los investigadores trabajamos en equipos, formamos parte de centros, laboratorios e institutos y vemos cómo distintos proyectos tienen que discontinuarse no solo por la falta de personal, sino por la falta de recursos, porque Conicet no manda las partidas ya comprometidas».


BuenosAires. Los investigadores marcharon desde el Palacio Pizzurno hasta Plaza de Mayo. (Jorge Aloy)