Ganó el stronismo en Paraguay

Los paraguayos votaron, este domingo, por la continuidad del tradicional Partido Colorado en el poder con Mario Abdo Benítez a la cabeza y desestimaron el cambio que proponía la alianza entre los liberales y el Frente Guazú que encabezaba Efraín Alegre. De ese modo, el candidato del oficialismo se impuso por una cifra más estrecha de la que anticipaban las encuestas al quedarse con un 46,56% de los votos contra el 42,70% de Efraín Alegre. Hijo del secretario privado del dictador Stroessner, Abdo Benítez es un declarado enemigo de las políticas de género, el matrimonio igualitario y la legalización del aborto. Así, con más del 90% de las mesas escrutadas, el candidato del oficialismo se impuso con el 46,56% de los votos contra el 42,70% que consiguió Alegre. Como en Paraguay no hay segunda vuelta electoral, Abdo Benítez se convertirá en el sucesor del presidente Horacio Cartes, también colorado.