Ganó Merkel, pero habrá más de 90 neonazis en el Parlamento

Más allá del triunfo del oficialismo, lo que tomó por sorpresa a los alemanes es el avance neonazi. Así, el bloque conservador de la canciller alemana, Ángela Merkel, ganó las elecciones con un 33,5% de los votos, 12 puntos más que los socialdemócratas, según el sondeo a pie de urna de la cadena pública ZDF, en el que la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) es tercera fuerza, con un 13%. Según analistas políticos locales, ingresarían más de 90 legisladores ultraderechistas. «Alemania se ha presentado a un examen de fin de ciclo que supone la entrada de los neonazis en el Parlamento», lamentó en este contexto el diario de Munich Süddeutsche Zeitung. Atrás quedan los tiempos en los que la AfD vendía lingotes de oro para financiarse. Con el caudal de votos recibido, tiene asegurada una buena asignación de fondos estatales que aliviarán su situación económica y apuntalarán su supervivencia, siempre que las luchas intestinas no hagan acto de presencia.