Garavano y Carrió enfrentados por la causa AMIA

Sin brindar las explicaciones que le reclamó por escrito la diputada Elisa Carrió, el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, dijo que no le preocupa «demasiado» la opinión de la líder de la Coalición Cívica y aliada del oficialismo, quien lo acusa de proteger –junto al operador macrista Daniel Angelici– a los exfiscales imputados por encubrir el atentado a la AMIA. El mismo ministro, que un día antes del alegato en la causa por el encubrimiento del atentado revocó el poder del abogado que iba a pedir penas de prisión para José Barbaccia y Eamon Mullen, ordenando que lo reemplazara un íntimo de Angelici –quien en los hechos los defendió–, se esforzó por tomar distancia de esa decisión al afirmar que «el gobierno no tomó ninguna posición», como si la Unidad Especial de Investigación AMIA no dependiera de su ministerio.