Golf y leyenda


Su nombre figura en el cuadro de honor del deporte argentino. A los 94 años, falleció Roberto De Vicenzo, el mejor golfista nacional de la historia, dueño de extendidos reconocimientos. En su trayectoria, De Vicenzo obtuvo 230 títulos, incluidos los cuatros torneos del PGA Tour y el Abierto Británico (1967), a la vez que sumó otras distinciones de relieve, entre ellas ingresar al Salón de la Fama, en EE.UU., en 1989, por citar algunos. Pero además de las conquistas y de un talento que hizo escuela, El Maestro –como lo llamaban–, también sobresalió por su caballerosidad deportiva y esa condición de hombre sencillo y de perfil bajo, fiel a sus raíces. Cualidades que enaltecen más a una gloria popular destinada al recuerdo vivo.