Hay que besarse más

Tiempo de lectura: ...

(Foto: Jorge Aloy)

Centenares de personas en distintas ciudades del país repudiaron el acto de violencia policial que sufrió una mujer que estaba con su pareja en la estación Constitución de la línea C del subterráneo porteño. La víctima, Mariana Solange Gómez, tiene 24 años y fue detenida por un agente de la Policía Metropolitana por besar a su esposa en la estación, bajo el argumento de que estaba fumando en un sector no autorizado. «Estábamos en la cúpula de la estación refugiándonos de la lluvia y había un montón de gente fumando en ese lugar. Una persona de seguridad de Metrovías me pidió solo a mí que apagara el cigarrillo. Después llamó a un policía. Yo apagué el cigarrillo pero el policía me empujó, me llamó pibe varias veces, varias veces le aclaré que soy mujer, me tocó los pechos, me empujó, llamó a una agente femenina y después de un forcejeo, lograron tirarme al piso y esposarme», contó Mariana a los medios. A su esposa, Rocío Girat, le pidieron el certificado de matrimonio. Mariana estuvo detenida en un calabozo común durante siete horas y fue liberada, según contó su mamá, «gracias a la resistencia feminista».