Indagatoria al prefecto que disparó a Rafael Nahuel

El juez federal Gustavo Villanueva llamó, como imputado, a Francisco Javier Pintos, el prefecto del grupo Albatros que efectuó el disparo que asesinó al joven mapuche Rafael Nahuel, tal como determinó el peritaje balístico que para la justicia es «indubitable». Villanueva citó a Pintos para indagarlo el próximo jueves, pero no dictó su prisión preventiva. Los abogados de la familia del joven mapuche asesinado solicitaron la inmediata detención del prefecto, pero a falta de idéntico enfoque por parte de la fiscalía todo indica que llegará en libertad hasta Tribunales. Desde las usinas oficiales siguen sosteniendo que Nahuel perdió la vida en un «enfrentamiento», el 25 de noviembre pasado, en la comunidad mapuche recuperada de Villa Mascardi, dos días después de haber sido desalojados por la justicia a pedido de Parques Nacionales. Y en ese sentido se aferran al hallazgo de partículas de pólvora en las manos de los jóvenes mapuches que bajaron del cerro a Nahuel mientras agonizaba. Sin embargo, se pudo saber que el peritaje que provino de Salta indicó irregularidades en la manipulación de las muestras enviadas desde Bariloche.