Inscripciones en el Registro de Trabajadores de la Economía Popular

En su primera semana de actividad, el Registro Nacional de Trabajadores de la Economía Popular tuvo 100.000 inscriptos. Creado en el ámbito del Ministerio de Desarrollo Social, el RENATEP concreta un reclamo de las organizaciones sociales: armar un mapa que permita entender cómo producen millones de argentinos que no tienen empleo pero sí trabajo. Vendedores ambulantes, feriantes, artesanos, cartoneros, recicladores, quinteros, cocineros de los comedores populares, agentes de salud barriales, integrantes de las cuadrillas de limpieza, entre otros. «Lo que define la economía popular son trabajadores que generan su propio trabajo y, sus propios ingresos. El problema es que todos esos trabajadores no son reconocidos por el Estado, aunque estimamos que suman alrededor de 6 millones. Hoy existen 550.000 planes sociales. O sea, contrariamente a los imaginarios sociales, solo el 10% de la economía popular recibe algún tipo transferencia por parte del Estado vinculado a su trabajo. Esto significa –y el Ingreso Familiar de Emergencia lo mostró– que la mayoría de los trabajadores de la economía popular viven de su trabajo, no de la ayuda del Estado», afirmó el sociólogo Alex Roig –investigador, secretario académico de la Universidad de San Martín, asesor de la secretaría de Economía Social y militante del Movimiento Evita– uno de los responsables de diseñar el registro.