Interpol rechaza detener Evo Morales

Por segunda vez, Interpol rechaza la petición de la fiscalía boliviana de emitir una circular roja en contra del exmandatario Evo Morales que salió del país el 10 de noviembre de 2019 y se encuentra en la Argentina, tras el avance de sectores que promovieron un golpe de facto. Interpol rebatió una orden de detención del expresidente al considerar que los delitos de sedición y terrorismo de que se le acusan tienen una connotación política, informó este jueves la fiscalía de Bolivia. La denuncia fue interpuesta por el Ministerio de Gobierno (Interior) de Bolivia en noviembre de 2019, al poco de asumir el poder de forma interina Jeanine Áñez, cuando Evo Morales estaba entonces en México, donde se encontraba antes de partir hacia la Argentina. La acusación se basa en un video en el que se atribuye la voz de Morales para supuestamente incitar a bloqueos de ciudades en Bolivia, que organizaciones como Human Rights Watch (HRW) consideraron una prueba insuficiente para la gravedad de esos delitos.