Irán niega el ataque a las petroleras saudíes

Luego de que Arabia Saudita afirmó que el ataque con drones contra dos de sus petroleras fueron responsabilidad de Irán, el país persa rechazó cualquier implicación en los atentados, que inutilizaron la planta de procesamiento de crudo más grande del mundo. El portavoz del Ministerio iraní de Asuntos Exteriores, Abás Musaví, afirmó que se trata de acusaciones «sin sentido» que buscan destruir la imagen de Irán para allanar el camino para futuras acciones. «Los estadounidenses han seguido una política de máxima presión que, debido a su fracaso, parece tender a máximas mentiras», indicó el canciller. Por su parte, El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, acusó en forma directa al Gobierno de Teherán de la ofensiva contra la compañía petrolera, pero sin mencionar ninguna prueba al respecto.