Iron Mountain no quiere familiares en la querella

La compañía multinacional Iron Mountain, cuyo depósito en Barracas se incendió en 2014 y provocó diez muertos, quiere impugnar a los querellantes con el argumento de que ya cobraron indemnizaciones. El pago se produjo poco después de la tragedia. Las causas por el estrago y el lavado de dinero de Iron Mountain fueron unificadas en una sola por una cuestión de conexidad y de economía procesal. Para este martes se citó a una nueva audiencia donde las partes harán sus alegatos. Los jerarcas de la empresa aspiran a voltear sus procesamientos y embargos millonarios que por el fallo del juez de instrucción Pablo Ormaechea alcanzan al director de Seguridad e Higiene para América Latina, el chileno Eduardo Alfredo Sueyras Parra; al gerente general de IM Argentina, Lockhart, y al jefe de Seguridad e Higiene local, Héctor Eduardo García.